Dimensiones del bienestar

“Me encantaría cuidar mi bienestar… pero, ¿Por dónde empiezo? ¿Ejercicio? ¿Comer saludable?”

Cuántas veces hemos pensado en comenzar a cuidar nuestro bienestar y lo primero que se nos viene a la mente es la alimentación y el ejercicio. La realidad es que el bienestar tiene más dimensiones de las que tú crees, y cada una juega un papel importante en nuestra vida.

Las dimensiones del bienestar

💪 Bienestar Físico: Como ya lo dijimos, es el primero que se nos viene a la mente. Está relacionado con la actividad física, cuidado del cuerpo, alimentación, calidad del sueño, entre otros.

👋 Bienestar Social: Cuando hablamos de bienestar social nos referimos a las conexiones sociales que están para apoyarnos y guiarnos en los momentos importantes de nuestras vidas, también conocida como la Red de apoyo. Esta red de apoyo puede estar compuesta de familiares, amigos o pareja.

🏡 Bienestar ambiental: Tu entorno físico es sumamente importante. Hace poco hablamos sobre la organización y cómo esta puede mejorar la calidad de vida. Tener un espacio acogedor, organizar tu información física y digital, contribuir a la limpieza del entorno que te rodea es positivo para tu bienestar.

💰 Bienestar Financiero: Una vida sin preocupaciones financieras suena demasiado bien para ser verdad. La verdad es que aprender un poco sobre planificación financiera y ser consciente de tus gastos y presupuesto puede ayudarte a tener más control sobre tus decisiones financieras en el futuro.

✨ Bienestar Espiritual: Cuando hablamos de bienestar espiritual nos referimos al modo en que entendemos y nos sentimos identificados con creencias, valores e ideas en nuestra vida. 

🎭 Bienestar Emocional: Esta dimensión del bienestar ha tomado protagonismo en el último tiempo y es que el descuidar algo tan delicado como tu salud mental, niveles de estrés y vivir la vida a mil revoluciones por ahora, afecta de manera significativa esta y otras dimensiones que termina arrebatando gran parte de tu calidad de vida.

🧠 Bienestar Intelectual: Eso de que nunca terminamos de aprender, es increíblemente cierto. Por esto parte de nuestro bienestar viene de permanecer curiosos, informados y descubriendo cosas nuevas, sea lo que sea que te motive (leer, investigar, comentar), nunca dejes de entrenar tu cerebro.

La próxima vez que pienses en cuidar tu bienestar: ¡Piensa en grande!

Pero no te preocupes, puedes ir avanzando de a poco, una dimensión a la vez, una pequeña acción cada día.